fbpx

Cambio de cuna a cama

¿Cuándo pasar de la cuna a la cama? ¿Cuándo es el momento ideal o cómo lo hago?

Siempre surgen dudas sobre cuándo hacer el cambio de lugar para dormir y cómo hacerlo; además, siempre hay gente a tu alrededor que lo ha hecho de una manera y les ha funcionado, y a otros de otra… ¿Cuál es «la mejor»?

La mejor no existe, solo ustedes pueden decidir cuál es la que mejor se adapta a su situación y a sus hijos.

Pero sí hay cosas que tienen que saber:

¿Cuál es el mejor momento para el cambio?

Los niños no entienden el concepto de quedarse en un lugar hasta los 2,5/3 años. Por lo tanto, si tu hijo se despierta mucho por la noche, es probable que si lo pasas a una cama antes de esa edad, haya paseos nocturnos, y eso puede ser «peligroso».

Además, le costará comprender por qué no puede jugar con sus juguetes que están a mano o irse a su cama, si él puede hacerlo.

No se sienten atrapados en la cuna; para ellos suele ser un lugar seguro, no tienen la sensación de estar atrapados como en una cárcel, es algo que está en nuestra cabeza.

Las camas bajas ayudan a que no se caigan; según la filosofía Montessori, también fomentan la autonomía y que ellos se acuesten libremente. Esto funciona muy bien si tus hijos no «guerrean» a la hora de dormir o no tienen despertares. A veces, necesitan que les marquemos ciertos límites y horarios si no los tienen establecidos.

Ya, todo muy bonito, pero… 

¿Cómo lo hago? Os dejo consejos para cambiar a tu bebé de la cuna a la cama.

Espera a que sea el momento adecuado, pero CUIDADO, el momento adecuado para el niño no suele ser el mismo que para nosotros, dadle prioridad.

No lo relaciones con la llegada de un nuevo miembro a la casa; no se hacen mayores por esto, y además de los celos, sentirán que su cuna pasa a ser de otra persona, así que mejor hacerlo unos meses antes de la llegada del nuevo bebé a casa.

No lo fuerces; si no quiere el cambio, no lo hagas, ya lo pedirá.

Si se cae de la cuna, baja el colchón al suelo y/o ponle un saco para dormir para que no pueda separar tanto las piernas. Si eso no funciona, una cama con barrera o cama a ras de suelo siempre es mejor opción que una brecha por saltar.

Puedes empezar con las siestas, para que vaya acostumbrándose al mismo espacio, aunque hay niños que responden muy bien a la primera.

Si puedes, monta las dos cosas en la habitación y que elija dónde prefiere dormir.

SIEMPRE, SIEMPRE, puedes retroceder; si te has adelantado y las noches han empeorado y tras una semana no mejoran, vuelve a montar la cuna, no está listo para el cambio.

Si necesitas ayuda o asesoramiento con el sueño de tu bebé, reserva una llamada de valoración para que nos conozcamos, así nos podrás contar la situación de la que partís y os asesoraremos sobre cuál de nuestras opciones se ajusta mejor a vuestro caso particular.

Cualquier cosa, no lo dudes, escríbenos.

Gracias por estar.

A.

PD: Si te gusta mi contenido y crees que te aporta valor, me encantaría que me ayudaras aportando tu granito de arena para seguir haciéndolo posible AQUÍ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EBOOK DE SUEÑO GRATUÍTO

Con este ebook gratuito tendrás una base para poder ir empezando a hacer esos pequeños cambios que crees que necesitas.

SUSCRÍBETE PARA DESCARGARLO

descarga guía gratuíta
Agendar una llamada